jueves, 27 de junio de 2013

El sueño del Madrid

Ancelotti echa el balón a correr

El técnico italiano anuncia en su presentación con el Madrid “un fútbol espectacular”, basado en el “control del juego” y un “campo rápido”.- Zidane será su ayudante en el banquillo

Carlo Ancelotti, durante su presentación.(FOTO: U. MARTÍN / VIDEO: REUTERS-LIVE!)

Subido al estrado dispuesto en el palco de honor del Santiago Bernabéu, Carlo Ancelotti (54 años) tardó poco en pronunciar lo que el madridismo pretendía escuchar y lo que Florentino Pérez quería que transmitiera porque las encuestas arrojaban dudas entre los socios sobre su vocación ofensiva. Lo hizo balbuceando un español trastabillado —“lo mejoraré”— por la emoción que le embargaba: “El club más prestigioso del mundo tiene que ganar jugando un fútbol espectacular porque la historia y la tradición de este club es jugar ofensivo y espectacular”.
Antes, Florentino Pérez había presentado al octavo entrenador que ficha en 10 años de mandato (divididos en dos etapas) como “un sabio del fútbol, un entrenador inteligente y un excelente ser humano”. Después, el presidente advirtió: “Está habituado a las más altas presiones de los banquillos más intensos, aunque debe saber, que creo que lo sabe, que nada de lo vivido será similar a lo que aquí le espera en este mítico club. El Real Madrid es uno de los clubes con mayor exigencia en todos los terrenos”.

Trayectoria y palmarés

Como jugador:
1976-1979: Parma
1979-1987: AS Roma (Un 'scudetto' y cuatro Copas de Italia)
1987-1992: AC Milan (Dos Copas de Europa, dos Intercontinentales, dos Supercopas de Europa, dos 'scudettos' y una Supercopa de Italia)
Como entrenador:
1995-1996: A.C. Reggiana
1996-1999: Parma
1999-2001: Juventus (Una Intertoto)
2001-2009: AC Milan (Dos Copas de Europa, un Mundial de Clubes, dos Supercopas de Europa, un 'scudetto', una Copa de Italia y una Supercopa de Italia)
2009-2011: Chelsea (Una Premier, una FA Cup y una Community Shield)
2011-2013: Paris Saint-Germain (Una Liga Francesa)
2013-: Real Madrid
Ancelotti exhortó sus primeras palabras como entrenador madridista flanqueado por dos fotografías suyas, una de las cuales parecía contener un mensaje subliminal que simboliza el nuevo camino emprendido por la institución, que ha dado un giro de 180 grados respecto al carácter del anterior inquilino del banquillo. La gigantesca instantánea mostraba a Ancelotti señalando una jugada con su dedo índice. En esa nueva dirección emprendida, Ancelotti anunció que él no dejará de regar el césped cuando el Barcelona visite el Bernabéu como hizo José Mourinho en las semifinales de la Copa de Europa de 2011. Nunca el Bernabéu había contemplado cómo un técnico trataba de contrarrestar el juego de un rival amparándose en esa maniobra de equipo que se siente inferior. “Si nosotros queremos jugar un fútbol rápido, tenemos que ver el agua y el césped cortito. Necesitamos un campo rápido. No tiene el Madrid menos cosas que el Barça. Los partidos contra ellos serán maravillosos”, aseguró ya en la sala de prensa, donde le flanqueaba Emilio Butragueño, que cortó de raíz la intervención de Ancelotti cuando este fue preguntado si también asumiría las funciones de mánager general que adquirió Mourinho: “Él será el máximo responsable solo en lo referente al primer equipo”. “Soy un entrenador de fútbol”, zanjó luego el técnico, con la ceja izquierda levantada, un gesto permanente durante toda su comparecencia.
Sin haber sido anunciado oficialmente, fue Ancelotti el que confirmó que Zinedine Zidane se sentará en el banquillo junto a él. “Será un buen ayudante, la pena es que no puede jugar”, bromeó. Luego explicó lo que para él significa ese fútbol espectacular que se apresuró a anunciar: “Será tener el control del juego, que tengamos idea de ataque, un buen equilibrio en el campo de juego. Jugando fútbol ofensivo se necesita de calidad ofensiva y el equipo la tiene. En el medio campo tiene mucha calidad y no será difícil organizar un fútbol ofensivo, con buena posesión”.
Está habituado a las presiones, pero nada es similar a lo que le espera
Florentino Pérez
Ancelotti despejó las preguntas sobre posibles altas y bajas apelando a las próximas reuniones que mantenga con el club y a las necesidades que detecte en la pretemporada. Lo que no pudo evitar fue hablar de algunos nombres propios que marcan la actualidad del club. De Kaká, dijo que le conoce “muy bien”: “Espero verle entrenarse y después decidir. Pienso que hoy es jugador del Real Madrid y vamos a trabajar con él para que se vea lo mejor de él”. En el caso de Casillas, aprovechó para lanzar un mensaje a todo el plantel: “Jugará si hace mérito para ello, como todos”. Y sobre Isco, que será presentado la semana que viene, apuntó: “Puedo hablar de su calidad, es muy bueno”.
Además de Zidane, Ancelotti contará a su lado con dos de sus hombres de confianza, el entrenador británico Paul Clement y el preparador físico italiano Giovanni Mauri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada