domingo, 16 de junio de 2013

Bárcenas, ese pillo mayor.

La impostura sin límites de Bárcenas

La investigación judicial destapa las mentiras del extesorero del PP sobre sus ventas de cuadros, sus viajes a Suiza, su letra simulada o los sobresueldos a la cúpula del partido


El extesorero del PP Luis Bárcenas justificó la legalidad de los sobresueldos que pagó durante 18 años a la cúpula de su partido en un informe jurídico que nadie encuentra, realizado por un abogado, Miguel Crisantemo, que no existe, según el Colegio General de la Abogacía.
El extesorero del PP declaró al juez Pablo Ruz que había ganado 600.000 euros con la venta de obras de arte e ingresó 1,4 millones de euros en efectivo en el Dresdner Bank de Suiza procedentes, según contó al banco, de sus transacciones comerciales con cuadros, algunos del siglo XVI. Hasta ahora, Bárcenas solo ha aportado un contrato manuscrito de venta de cuadros por valor de 1.536 euros.
El extesorero del PP aseguró al juez Antonio Pedreira en septiembre de 2011 que no tenía cuentas en Suiza, pero admitió ante el magistrado Pablo Ruz en febrero pasado que guardaba en bancos de ese país hasta 38 millones de euros.
La impostura de Luis Bárcenas, administrador de la caja de caudales del PP durante más de 20 años, no parece tener límites. El extesorero del PP huye a la desesperada para que la verdad no le estalle entre las manos. Lo hace desde que su nombre apareció, en febrero de 2009, en los libros de sobornos que guardaba la red corrupta de Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel. A Bárcenas le atribuían el cobro de más de un millón de euros en comisiones ilegales.
En su tozudo intento de confundir a compañeros de partido, a policías, fiscales, jueces y periodistas, este aficionado al alpinismo ha levantado una montaña de mentiras para escapar del banquillo de los acusados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada