sábado, 1 de junio de 2013

Los cien puntos del Barsa

Los 100 puntos animan al Barça

Valdés reitera que su ciclo azulgrana acaba en 2014

Puyol dice que se planteó la retirada

Vilanova confirma que los médicos y el club avalan su continuidad

Puyol llega a la rueda de prensa acompañado de Xavi, Iniesta y Valdés / Quique García (afp)

Al campeón le queda un reto pendiente para la última jornada de Liga: el Barcelona aspira a ganar al Málaga en el Camp Nou, para sumar 100 puntos, la cifra récord que la temporada pasada alcanzó el Real Madrid. Al interés colectivo se añaden distintas causas particulares. Pellegrini se despedirá seguro como entrenador del Málaga y Abidal podría jugar su último partido con el Barça. También puede ser la jornada del adiós para jugadores que serán traspasados en los dos equipos o que han expresado su voluntad de no renovar su contrato, como es el caso del azulgrana Víctor Valdés.
Un día después de que compareciera Abidal para explicar su salida del Barcelona, ayer lo hicieron Valdés y Puyol para contar su situación después de un silencio voluntario que provocó multitud de comentarios y que de alguna manera dejó en mal lugar al club. Ambos coincidieron en haberse equivocado y pidieron perdón a los socios y aficionados.
Valdés reiteró su decisión de no renovar el contrato que expira en 2014. Aunque su intención es continuar la próxima temporada en el Camp Nou, no descarta otras “soluciones” que pueda plantear el club como sería un traspaso en los próximos días. El guardameta aseguró que de momento no tiene ninguna oferta. “Tuve malas experiencias en mis renovaciones anteriores y no quise que se especulara negativamente sobre mi profesionalidad, amor a los colores ni cifras económicas. Así que preferí ir de cara y emitir un comunicado [3 de enero] anunciando mi decisión irrevocable de no renovar”, afirmó. “Quería ser honesto y agradecido con un club que me lo ha dado todo: los títulos soñados y los mejores compañeros. Ni en 50 vidas devolveré todo lo que me ha dado el Barça”.
Acompañado de los demás capitanes (Puyol, Xavi e Iniesta), Valdés anunció a sus 31 años que consideraba agotado su ciclo en el equipo azulgrana: “La portería de este club pesa mucho y desde 1992, cuando entré con 10 años en La Masia, he sentido la responsabilidad que conlleva jugar bajo sus palos. Psicológicamente te va agotando. Ha sido una decisión que he ido madurando”, comentó. “Sé que hay gente que puede calificar mi actitud de irresponsable. Pido disculpas. Quería sinceridad y transparencia”. Y remachó: “Entiendo que a un año y medio vista hay margen de sobra para que podamos colaborar con el club y buscar la mejor de las soluciones para que ganemos las dos partes”.
Valdés, cuyo mejor recuerdo es la final de París 2006, reiteró: “defenderé a muerte el club hasta el último día como hasta ahora”. Y opinó también sobre las condiciones que debe tener un portero del Barça y defendió la opción de Reina como posible sustituto: “No debe ser el mejor con los pies, como se dice, porque eso se entrena, sino que ha de ser el mejor portero en el uno contra uno. Los números dicen que se encontrará 25 o 30 unos contra uno cada año”.
“La mejor noticia sería disfrutar una temporada más de Víctor [Valdés]”, recogió Puyol cuando compareció por la tarde en la sala de prensa. El capitán aseguró que había jugado durante toda la temporada con molestias en la rodilla, hasta el punto de que planteó dos veces al presidente la renuncia a la renovación pactada hasta 2016 y retirarse del fútbol a los 35 años. El zaguero relató el calvario de lesiones que le llevó hasta el quirófano el 15 de marzo por un quiste de Baker y reveló que entendió perfectamente su suplencia en el partido contra el Milan después de hablar con Jordi Roura. “Aunque la operación podía durar media hora, se alargó dos y media”, argumentó. “Y la recuperación no ha sido por tres o cuatro semanas sino meses. Mi intención es llegar a la pretemporada lo mejor posible y seguir en el Barça. El día que vea que no puedo renunciaré al contrato”.
Tito Vilanova, finalmente, confirmó que la próxima temporada será el entrenador del Barça: “Lo puedo decir más alto, pero no más claro. Los médicos me han dicho ‘tira para adelante’ y yo tiro para adelante. Y el club ha insistido en la misma línea”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada