lunes, 17 de junio de 2013

Assange seguirá en Londres

Ecuador confirma que Assange seguirá asilado en su embajada en Londres

El fundador de Wikileaks lleva un año refugiado en la legación para evitar su extradición a Suecia



El ministro de Asuntos Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, ha confirmado este lunes que Julian Assange seguirá disfrutando de asilo político en su embajada en Londres. “El Gobierno de Ecuador seguirá asegurándose de que continúa teniendo la protección que le hemos dado como asilado político en nuestro país, protegiendo su vida, su integridad personal y, en particular, su libertad de expresión”, declaró Patiño tras entrevistarse con su homólogo británico, William Hague.
En las últimas semanas se había extendiendo el rumor de que ambos países estaban buscando una vía de encuentro para acabar con la situación, cuando se cumple un año desde que Assange se refugió en la legación ecuatoriana. El fundador de Wikileaks intenta evitar así que las autoridades británicas le deporten a Suecia, donde la justicia sueca quiere decidir si le procesa por las acusaciones presentadas contra él por dos mujeres que le acusan de un delito de violación y otros abusos sexuales.
“El Gobierno de Ecuador sigue manteniendo que las razones por las que Ecuador le garantizó el asilo siguen siendo pertinentes y por lo tanto no va a haber ningún cambio en esas circunstancias”, añadió Patiño.
Tras un año encerrado en unos locales relativamente pequeños, su presencia en la embajada empieza a ser un problema más para él y para los empleados de la legación que para el Gobierno británico. Aunque la vigilancia a la que tiene sometida la sede diplomática ecuatoriana en Londres cuesta dinero, lo único que realmente les preocupa es que Assange no consiga abandonar en secreto el establecimiento y escapar a Ecuador.
Quizás por eso, cuando la anterior embajadora ecuatoriana, Ana Albán, le preguntó de modo informal a un secretario de Estado del Foreign Office, Hugo Swire, “¿qué vamos a hacer con la piedra que tenemos en el zapato?”, este dicen que le respondió: “Ni es mi piedra ni es mi zapato”.
El ministro Piñero visitó este fin de semana a Assange en la embajada y ambos posaron juntos para los fotógrafos. El activista australiano expresó una vez más su “inmensa gratitud” a Ecuador por su apoyo. El ministro, explicó: “Durante nuestro encuentro hemos tenido oportunidad de hablar de las crecientes amenazas contra la libertad de la gente para comunicar y saber la verdad, amenazas que vienen de ciertos Estados que han puesto a toda la humanidad bajo sospecha”, en lo que parecía una clara referencia a los escándalos revelados en las últimas semanas sobre las actividades de espionaje de Estados Unidos y de Reino Unido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada