jueves, 30 de mayo de 2013

Abidal se va del Barsa

Eric Abidal: “Quería seguir jugando, pero el club lo ve diferente”

El defensa francés dice adiós a seis temporadas en el club azulgrana delante de sus compañeros y del cuerpo técnico


Abida, emocionado durante la rueda de prensa / ALBERT GEA (REUTERS)

Después de seis años defendiendo la camiseta del Barcelona, Eric Abidal, de 33 años, confirma su adiós. Y estará presente por última vez como jugador del club, el sábado ante el Málaga en el Camp Nou. “Es un día muy complicado para mí, he jugado seis años en el Barça y ha sido la experiencia más maravillosa de mi vida”, arrancó Abidal.
La expectación en la sala de prensa era inmensa. Uno a uno fueron entrando todos los jugadores del primer equipo, entrenadores y cuerpo médico. Todos estuvieron presentes en la despedida de Abidal. “Les quiero dar las gracias a los compañeros extraordinarios que he tenido, a los entrenadores y al cuerpo médico, que ayudaron mucho en los momentos difíciles” explicó el francés muy emocionado. “Pero sobre todo quiero agradecer al doctor Medina y a mi familia. A mi primo (quien le donó parte del hígado), a mi mujer y a mis niñas”.
Todo el esfuerzo que he hecho lo hice para volver y quiero jugar"
El lateral deja el club, pero no quiere colgar las botas. “Tenía dos objetivos: luchar por ver a mis hijas crecer y estar con mi mujer; pero también luché para volver a jugar al fútbol”, dijo Abidal, que insistió: “Quiero seguir jugando al fútbol, porque es mi pasión desde niño, todo el esfuerzo que he hecho lo hice para volver y quiero jugar”. Pero el Barcelona no piensa de la misma manera y el francés lo sabe. “Me hubiera gustado seguir en el Barça, pero el club lo ve diferente y es una decisión que tengo que respetar. Me voy, pero volveré porque tengo una propuesta del club muy interesante”.
Sandro Rosell, presidente del Barcelona, y Andoni Zubizarreta, director deportivo, acompañaron a Abidal. “No fue una decisión de un día, hablamos de todo un proceso”, explicó Zubizarreta sobre la decisión de no renovar el contrato del lateral. “En primer lugar hablamos de una persona y hay un parte medico y una situación futbolística, institucional y contractual. A los largo del análisis de todos esos pasos, tomamos la decisión”, agregó el director deportivo. “Hoy no toca hacer una evaluación futbolística y no estamos para hablar de fútbol. Hoy estamos para hablar de la vida, para hablar del ejemplo de vida que Abidal nos ha dado y que permanece. Con él nos hemos reído, llorado y disfrutado”, agregó.
Hoy estamos para hablar de la vida, para hablar del ejemplo de vida que Abidal nos ha dado y que permanece"
Andoni Zubizarreta
Rosell, por su parte, explicó la función que le ofreció el club a Abidal como director técnico de todas las escuelas a nivel mundial. “Lo esperamos y si cuando vuelva piensa que puede ayudar al club en otra función, también lo hablaremos. Para este cargo hay que tener tres características. Saber de fútbol, y él sabe mucho; tener carácter educativo, y por ser el grande padre que es lo tiene; y la tercera es la humana para estar con los chicos de todo el mundo. Por esas cualidades creo que Abi tiene el perfil ideal”, dijo el presidente, que aseguró lo arduo que fue tomar la decisión de no prolongar el vínculo con el francés. “Fue muy difícil por el cariño que todos le tenemos. En la vida lo difícil es decir que sí, lo difícil es decir que no y cuando además hay un cariño inmenso a la persona que hay que decirle que no, es triplemente difícil”. “Abidal estuvo con nosotros seis temporadas y ha sido una personas muy especial. Se ha ganado nuestro corazón. La voluntad supera cualquier tipo de dificultad. Su ejemplo de lucha y superación es un patrimonio de toda la gente del deporte y de toda la gente del Barcelona”, agregó.
La sala estaba llena y en el ambiente rodeaba la tristeza. El club le dedicó a Abidal un vídeo: “Merci Abidal 22”. Al finalizar la conferencia de prensa, el francés se dio un abrazo sentido con cada uno de sus compañeros, entrenadores y cuerpo médico del club. Pero tuvo tiempo para dejar una broma. “El sábado quiero jugar, si el míster me pone”. Su despedida ya es un hecho. “Gracias a la afición del Barça, que estuvo siempre pendiente de mí y de mi evolución. ¡Visca el Barça!”, cerró Abi y el aplauso de todos los presentes parecía no querer acabar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada