viernes, 24 de mayo de 2013

Los frentes abiertos del PP

Los frentes que acechan al PP

El ‘caso Gürtel’, Bárcenas, los sobresueldos de la cúpula y los datos de la contabilidad oficial deterioran la imagen del partido que sostiene al Gobierno

Milagros Puentes, exjefa de contabilidad del PP, entra ayer en la Audiencia Nacional para declarar. / SAMUEL SÁNCHEZ

La crisis económica no es el único enemigo del Partido Popular. La formación se ha visto envuelta en varios escándalos que investiga la justicia y que afectan en mayor o menor grado a dirigentes y exdirigentes. El más lejano en el tiempo y que ha tenido numerosas ramificaciones es el derivado de la trama corrupta Gürtel. El más reciente, los papeles de la supuesta contabilidad paralela del extesorero Luis Bárcenas publicados por EL PAÍS.
» Trama Gürtel. El caso destapó la gran trama de corrupción política vinculada al Partido Popular. La investigación del grueso de la causa, que se instruye en la Audiencia Nacional, ha desvelado adjudicaciones, concesiones y contratos de Administraciones gobernadas por populares a sociedades que formaban parte de la red liderada por Francisco Correa. Las pesquisas han permitido comprobar cómo los beneficios que obtenía la trama se repartían, además, entre dirigentes que el PP, en el caso de Madrid, se apresuró a dejar sin responsabilidad. La Comunidad Valenciana y Madrid fueron las autonomías en las que la trama se desplegó en mayor medida. El caso no se limita al cobro de comisiones y a los sobrecostes que se pagaron, sino que incide además sobre las arcas públicas, ya que los beneficios no solo se ocultaban a Hacienda, sino que se evadían a paraísos fiscales. La implicación del PP en el caso dio un salto cualitativo cuando se supo que uno de los imputados, Luis Bárcenas, quien se ocupó durante cerca de dos décadas de las cuentas del PP, tenía 38 millones en cuentas abiertas en Suiza, con dinero, presuntamente, procedente de la trama corrupta, mientras que el partido lo mantenía en nómina y con despacho en la sede central de la calle Génova.
» Rama valenciana. El grueso de Gürtel tiene una vertiente valenciana con varias causas abiertas. Por una parte, el Tribunal Superior de Justicia investiga si la Administración valenciana troceó contratos con el fin de posibilitar la adjudicación, sin concurso, a empresas de la trama. También trata de determinar si, como cree la policía, el PP valenciano se financió de forma ilegal a través del desvío de la deuda del partido a empresas constructoras. Además, tiene abierta otra pieza por uno de los mayores pelotazos de la trama Gürtel, la visita del Papa a Valencia en 2006.
» Los papeles de Bárcenas. Las anotaciones del extesorero Luis Bárcenas, que supuestamente reflejan la contabilidad b del Partido Popular, presentan apuntes que, según la policía, responden a donaciones nominales, que sobrepasaban el límite legal, transformadas en ingresos anónimos fraccionados con el fin de que se ajustaran a la legalidad. Los informes policiales incluyen además los nombres de las empresas donantes, OHL, Sando, Sacyr, Azvi, Aldesa o Constructora Hispánica, entre otras, cuyos responsables han sido imputados, precisamente, acusados del pago de esas donaciones ilegales. Además de que las cantidades sobrepasaban los límites permitidos (60.000 euros por persona y año), las empresas son adjudicatarias y contratistas de distintas Administraciones, lo que vulneraría, además, la ley de financiación de partidos, que prohíbe la aportación de “empresas que, mediante contrato vigente, presten servicios o realicen obras o suministros para alguna Administración Pública”. Según los papeles, las donaciones anónimas ascienden a 7,5 millones de euros, que el PP recibió entre 1990 y 2008 (en las anotaciones faltan tres ejercicios). Por ello, la justicia investiga un presunto delito de financiación ilegal.
» Los políticos admiten pagos. La investigación judicial de la supuesta contabilidad b del partido tiene otra derivada: el juez ha comenzado a interrogar a políticos que figuraban en los papeles de Bárcenas. Ignacio del Burgo, Santiago Abascal, Eugenio Nasarre y Calixto Ayesa reconocen haber recibido cantidades que coinciden con los apuntes. Nasarre fue el primero en declarar, y admitió pagos de 70.000 euros que figuran a nombre de la fundación de la que era patrono. El presidente del Senado, Pío García-Escudero, hizo lo propio con un préstamo de 24.000 euros en el año 2000. También Ayesa, exconsejero de Salud de Navarra, avaló unas entregas de 23.439 euros apuntadas por Luis Bárcenas.
» Contabilidad oficial del partido. La investigación hizo aflorar otra información desconocida sobre el PP. El juez recibió 234 tomos con entre 300 y 400 páginas cada uno, que incluyen el detalle de toda la actividad contable del partido desde 1990, momento de su refundación y de la llegada a la secretaría general de José María Aznar, hasta el año 2011. Los más de 70.000 folios contienen miles de nombres, facturas de todos los proveedores, gastos de representación de la cúpula, comidas, viajes, mítines, seguridad y todos los ingresos por subvenciones públicas y donaciones, anónimas o no. También detallan los balances de las distintas sedes territoriales del partido.
Los miles de páginas de apuntes mensuales de los gastos de representación atribuidos a la cúpula muestran cómo sistemáticamente se pagaban cantidades fijas a modo de sobresueldos. Las retribuciones se doblaban a modo de pagas extraordinarias en julio y diciembre.

NOTICIAS RELACIONADAS


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada