viernes, 24 de mayo de 2013

Ninguna crítica a Rajoy

Zapatero: “No saldrá de mi boca una crítica a Rajoy. Mi voz tiene repercusión”

El expresidente del Gobierno niega que el objetivo de CiU sea la independencia de Cataluña

José Luis Rodríguez Zapatero, en 2011, cuando aún era presidente. / Claudio Álvarez

"No saldrá de mi boca una crítica a Rajoy. La voz de un expresidente tiene repercusión", ha asegurado esta mañana José Luis Rodríguez Zapatero. "Tengo respeto por Aznar y por todos los expresidentes del Gobierno. Cada uno interpreta cuál es su papel", ha dicho en una entrevista en RNE en relación con las duras declaraciones de José María Aznar con respecto a la gestión del Ejecutivo. En un tono muy institucional, en todo momento ha evitado cargar contra el Partido Popular y ha mostrado su respaldo al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.
"Mi posición es mantener el máximo silencio posible. Cualquier cosa que pueda decir aquí o fuera de aquí que de una u otra manera perjudique a España no saldrá de mi boca", ha zanjado Zapatero. Una actitud opuesta a la del expresidente Aznar en su entrevista en Antena 3, en la que exigió la bajada de impuestos y amagó con volver a la política, lo cual le ha valido las críticas de los dirigentes del PP. Entre ellos, las del nuevo portavoz popular en el Parlamento vasco, Borja Sémper, quien publicó en su cuenta de Twitter lo siguiente: "Zapatero se consolida como el mejor expresidente de Gobierno".
"Es una situación difícil para todos los partidos políticos. No es fácil acertar en el discurso y trasladar confianza", ha reconocido Zapatero. El expresidente ha afirmado que "nadie" duda de la capacidad política de Rubalcaba y ha agradecido su lealtad y apoyo cuando trabajaron juntos en el Gobierno. "Con él he vivido la parte que me ha exigido más como presidente, toda la lucha contra ETA", ha añadido.
El expresidente también ha tenido palabras para Cataluña y la deriva soberanista, que en su opinión "no va a ir a ninguna parte". "Creo sinceramente que CiU no es independentista, conozco a sus líderes", ha afirmado con rotundidad. "Artur Mas es un político con estatura, europeo. Él sabe muy bien que la dirección política de Europa no tiene nada que ver con la independencia catalana. Lo que estamos viendo es una estrategia política". Zapatero ha reconocido, no obstante, el creciente distanciamiento de Cataluña con España, lo cual, en su opinión, tiene "mucho que ver" con la crisis. Respecto al PSC, el expresidente ha destacado su "papel de equilibrio e integración".
Zapatero ha insistido, a pesar de las críticas recibidas en su etapa al frente del Gobierno por su optimismo, en la necesidad de inyectar ánimo con mensajes positivos. "No podemos olvidar lo que ha logrado España en 40 años", ha dicho. El expresidente ha admitido, sin embargo, que si volviera atrás no tardaría tanto en reconocer que había una crisis. Eso sí, ha matizado que considera que ese gesto no habría cambiado la situación económica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada