lunes, 27 de mayo de 2013

El déficit divide al PP

Dos barones se pelean por el déficit ante Rajoy en la reunión para apaciguarlos

Valcárcel a Monago: “Murcia, con tu financiación, habría cumplido el déficit”

El extremeño replicó: “Eso de lo mío es lo mío es la esencia del nacionalismo”

La rebelión continúa y el enfrentamiento entre los dos sectores de barones del PP, los que cumplieron el déficit y los que no, se agrava. Ahora ya se dicen a la cara, y con mucha dureza, lo que antes se lanzaban con más cautela desde los medios de comunicación. Mariano Rajoy había convocado este lunes a todos los presidentes autonómicos del PP a un acuerdo sobre el reparto del déficit. Pero tres horas de almuerzo acabaron en un frotundo fracaso. Las posiciones se quedaron donde estaban y hubo momentos muy tensos.
El más complicado se vivió al principio, según relatan varios asistentes. Abrió la ronda José Antonio Monago, el presidente extremeño, uno de los más críticos con el déficit asimétrico, que reivindicó que no podían ser premiados con más flexibilidad los que no han cumplido el objetivo. Esto es lo que plantea el Gobierno y beneficia a comunidades como Cataluña —en manos de CiU— y tres del PP: Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia.
Al acabar Monago habló Alberto Fabra, que evitó entrar al choque con el extremeño y sobre todo no sacó el asunto de la financiación autonómica, aunque sí reivindicó el déficit asimétrico. La reunión parecía más tranquila de lo previsto. Pero entonces llegó el murciano, el veterano Ramón Luis Valcárcel, que ha decidido no repetir como candidato en su región. Y le espetó una frase muy dura a Monago, algo impensable dentro de una reunión del PP hace unos años y que muestra el ambiente interno. “Yo con tu financiación habría cumplido. Murcia, con lo que el sistema de financiación da a Extremadura, habría cumplido con el déficit”.
Valcárcel abría así una herida inesperada en el PP: batalla entre comunidades por la financiación de cada uno. Monago se molestó muchísimo y le rebatió con dureza. El extremeño apeló a la Constitución, recordó que allí se habla del principio de solidaridad —por el que Extremadura y comunidaes con problemas tienen mejor financiación que otras— y acusó a su colega de utilizar argumentos similares a los del nacionalismo. “Eso de lo mío es lo mío y de lo demás ya hablaremos es la esencia del nacionalismo”, recuerdan algunos asistentes que le espetó.
Valcárcel siguió hablando visiblemente molesto. Otros barones también mantuvieron su posición contraria o favorable al déficit asimétrico. Al final la sensación que tenían varios era que la reunión no se había preparado y que había sido muy poco útil.
Rajoy y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, solo lograron un pacto de mínimos sobre una evidencia: hay que seguir negociando. De hecho antes de entrar a la reunión parecía que el Consejo de Política Fiscal y Financiera que deberá rematar la fórmula se iba a convocar en breve y tras la reunión se dejó para finales de junio o más allá. La fórmula, se comprometieron Rajoy y Montoro, será “objetiva” y no perjudicará a las comunidades cumplidoras. Esto es habrá compensaciones pero aún no se sabe cuáles.
El Ejecutivo negociará bilateralmente a partir de la semana que viene con los Gobiernos autónomos para tratar de acordar lo que parecía imposible. La única ventaja del encuentro, al que ni Rajoy ni Montoro llevaron una propuesta concreta, según algunos de los asistentes, la resumió el propio Monago. “La reunión ha servido para decirnos a la cara lo que nos estábamos diciendo en los medios”, valoró.
Ya antes de entrar, el valenciano Fabra decía que venía “remangado” para defender su postura y el extremeño apelaba a la Constitución. Dentro la cosa fue aún peor. Rajoy sigue confiando en un acuerdo pero ninguno de los veteranos recuerda un descontrol en el PP tan manifiesto y un fracaso tan claro de una cita con el presidente del Gobierno.
El único acuerdo alcanzado, en vísperas de que la UE ratifique este miércoles una relajación del déficit para este año (hasta el 6,3% frente al 4,5% previsto inicialmente), prevé que a partir de la semana que viene el Gobierno empiece a reunirse de forma bilateral con las comunidades con vistas al Consejo de Política Fiscal y Financiera que se celebrará entre finales de junio y principios de julio. La dirección nacional del PP ha destacado, en un comunicado, "el firme compromiso" de todos "para continuar por el camino de la consolidación del déficit" y "el firme compromiso de lealtad constitucional".
Antes del almuerzo, convocado en la sede nacional del partido a las dos de la tarde, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, Montoro y Cospedal se ha reunido con los consejeros de Presidencia de las autonomías del PP. Sobre la mesa, entre otros temas, la reforma de la Administración. El alcance de esta reforma ha generado en las últimas semanas otra disputa en el seno de la formación. Un sector del partido, encabezado por Esperanza Aguirre, pidió abiertamente a Rajoy y al ministro de Hacienda más recortes en este sector a cambio de bajar impuestos. Ante estos planteamientos, Santamaría aseguró que el Gobierno ya acometió una reducción del gasto y exigió "respeto" para los más de 300.000 empleados públicos que el año pasado perdieron su trabajo.

NOTICIAS RELACIONADAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada